You want to invest in your own investment? Find out how to overcome possible difficulties during an investment in Spain, how to anticipate them and especially avoid them.

You want to invest in your own investment? Find out how to overcome possible difficulties during an investment in Spain, how to anticipate them and especially avoid them.

Tras años de experiencia como abogada en PWC, decidí montar mi propio despacho. En mi página web mencionaba que hablaba francés y, ante mi sorpresa, empezaron a llamarme clientes francófonos que se habían encontrado con verdaderos problemas jurídicos en su proceso de inversión en España. Ello me permitió percatarme de cuáles son las dificultades con las que se encuentran los extranjeros cuando invierten en España y sobretodo como ayudarles a solucionarlas.

España es un país que siempre ha atraído a los extranjeros y particularmente a los ciudadanos Belgas que lo han visto como el lugar perfecto para su segunda residencia. Tras la crisis económica de 2008 el mercado inmobiliario español cayó en picado y las inversiones inmobiliarias extranjeras han aumentado considerablemente en lugares de costa y ciudades como Barcelona.

Por otra parte, desde no hace mucho tiempo la visión de los Belgas ha cambiado y ha evolucionado en cuanto a las ventajas de instalarse o emprender en España y sobretodo en Cataluña, uno de los motores del país. Bajos costes de inversión, una fiscalidad ventajosa y mano de obra altamente cualificada a precios competitivos son algunas de ellas.

Hoy en día, invertir en España, y sobre todo en Cataluña, es una gran oportunidad. Sin embargo ¿Por qué los inversores tienen verdaderos problemas? En mi opinión existen cuatro grandes dificultades con las que puede encontrarse todo inversor: las diferencias jurídicas, una administración lenta y arcaica, el idioma y la cultura española. Como decimos los españoles, “Spain is different” y eso no debe subestimarse, cosa que suele suceder. Invertir en España es un proceso complejo que ningún inversor debe obviar. No piense que porque en España seamos simpáticos et tranquilos, las cosas van a ser fáciles. Bien al contrario, la manera de funcionar en España puede ser una enorme barrera.

En mi opinión, si lo que quiere es evitar problemas, y que su inversión le sea rentable, la solución pasa por encontrar profesionales competentes que conozcan tanto la lengua como la mentalidad españolas, es decir, que sean españoles. Entre ellos podemos destacar los abogados para las cuestiones jurídicas. Pero no son los únicos a los que debería recurrir si quiere que su proceso de inversión sea todo un éxito en su integralidad. Contar además con consejeros que le ayuden y le acompañen en todo el proceso le permitirá olvidarse de los problemas que puedan surgirle en el día a día.

En España, recurrir a un abogado a la hora de realizar cualquier tipo de inversión es lo más habitual y lo más recomendable. Los españoles tenemos la costumbre de asesorarnos por un abogado para cualquier acto jurídico que vayamos a realizar. Y no lo digo porque yo sea abogada, sino porque es una realidad. El problema que tienen los Belgas es que son reacios a acudir a un abogado, y ello por su coste y porque en su país la figura del abogado no tiene nada que ver con la española. Aquí el abogado no es sólo el profesional que acude a los Tribunales, sino que además es la persona que se encarga de asesorar jurídicamente al inversor y de llevar a cabo todas las gestiones legales. Es la persona que va a defender y velar por sus intereses. En Bélgica o Luxemburgo, cuando una persona quiere efectuar una inversión, como por ejemplo, comprar una vivienda, acude al Notario que es el profesional que le asesorará jurídicamente. En cambio en España sólo se acude al Notario para firmar los actos auténticos pero no se encarga del asesoramiento al cliente. En cuanto al coste de un abogado en España es totalmente variable ya que los honorarios son libres. Que un abogado sea más caro no quiere decir que sea mejor. Yo lo que recomiendo es que se acuda a un abogado español que hable su lengua para que usted se sienta perfectamente asesorado. Por tanto, mi consejo es que no subestime la función del abogado, pues le evitara enormes problemas futuros.

Si usted es inversor y no conoce perfectamente la lengua y la manera de funcionar en España, necesitará, además de un abogado, un asesor. El abogado intervendrá de manera puntual para los temas jurídicos, mientras que el asesor acompañará continuamente al cliente en todas las gestiones de su proceso de inversión (realizar el NIE, abrir una cuenta bancaria, negociaciones con proveedores, arquitectos, industriales…)

Con la idea de ofrecer la integralidad de éstos servicios, he decidido crear Invex Consulting, que cuenta con un equipo de asesores y abogados franco-anglo-español parlantes que les acompañarán a lo largo de todo su proyecto de inversión, ofreciéndoles incluso soluciones clave en mano.

Así, a todos aquellos inversores y emprendedores que deseen lanzarse en esta nueva aventura española, tómense el tiempo, analicen los riesgos, no subestimen las posibles dificultades y sobretodo no duden en ponerse en manos de las personas adecuadas, y pónganse en contacto con nosotros.Presentación: Patricia Viola es una abogada fiscalista española, completamente franco y anglo parlante. Realizó toda su escolaridad en el Liceo Francés de Barcelona. Miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, y de la Asociación de asesores fiscales española, es socia de su propio despacho y ha decidido lanzarse en un nuevo proyecto profesional creando Invex Consulting.

Photo Editorial
Patricia Viola is a Spanish tax lawyer and speaks French and English perfectly. She completed her entire schooling at the Lycée Français in Barcelona. A member of the Barcelona Bar Association and the Spanish Association of Tax Advisors, she is a partner in her own law firm and has decided to embark on a new professional project by creating Invex Consulting.

Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies